domingo, 31 de octubre de 2010

Otra vez, la segunda

Creo que algunas personas lo llaman violación pero yo no lo llego a sentir así. Estaba totalmente ebria pero el chico me gustaba mucho. Fue el primero que me hizo probar marihuana así que además, estaba agradecida. Casi no podía hablar. ¿Qué pensaba? ¿Qué quería? Un chibolo se vaciaba adentro mío a la velocidad de la luz y luego botaba el condón por la ventana del piso 20 de un edificio en el malecón. Ni siquiera me acosté, me apoyé contra la pared. Salí de ese cuarto oscuro más confundida de lo que entré y un amigo suyo me jaló dentro de un baño. Cerró la puerta rápido y me besó, yo reaccioné y me fui corriendo. Ahora me cago de risa pensando en el día siguiente, en como lloraba desconsoladamente creyendo que ese par de micos pensarían lo peor de mi.

6 comentarios:

  1. asuuuuuu yo me hubiera quedado con el amigo a ver px que tal, quien sabe y ese si hubiera sido un polvo genial°! y hubieras salido realmente felix de ese depa!

    ResponderEliminar